11 de junio de 2008

The Return of the DUD

El Dud ha vuelto, después de una larga ausencia. Espero no alejarme mucho en el futuro.
Quiero platicar sobre los propósitos de año nuevo del 2008. Ya estamos a finales del Junio, sexto mes del año, y creo que hay que hacer un recuento.
Apenas hace unos 4 o 5 años que comencé a escribir los primeros propósitos para cumplirlos a lo largo del año. Al principio no eran muchos, y más que propósitos eran frases más bien del tipo de los deseos:
  • Ojalá que pase el año,
  • Ojalá que me gane la lotería
  • Ojalá que me quede en el Poli o ya de perdiz en la UAM.
  • Ojalá me vaya de vacaciones a Cancún o a los Cabos.
  • y un largo etc.
Y entonces ¿son propósitos o lista de deseos?, ¿Dónde esta el esfuerzo por lograr lo que uno se propone?. Me dí cuenta de que no hay ley ni reglamento que impida hacer ambas listas, así que yo escribo ambas.

Con los deseos no hay problema, simplemente uno pide y pues ya, del resto se encarga el destino, y hasta chance hay para pedir deseos para tu familia y tus cuates. Pero con los propósitos, ahí la cosa es muuuy diferente. Hay quien los cumple de principio a fin, hay quien tiene mucho entusiasmo y a la mitad de febrero ya ni se acuerdan, y habemos otros que vamos despacito, paso a pasito, yo por ejemplo acabo de cumplir uno del 2006. Hacer un propósito significa hacer un compromiso personal para cumplir las metas fijadas. (oh, cuanta profundidad!!!) Mi punto es: un propósito implica un esfuerzo, ya que no siempre es fácil llegar a la meta. A veces uno encuentra obstáculos en el camino. Con esto quiero decir que siempre que se pueda cumplir con un propósito previo hay que hacerlo, aunque sea años después.

No es difícil darse cuenta que los propósitos de año nuevo y el cumplimiento de metas se encuentran relacionados, y que podemos aplicar las mismas técnicas de planificación y administración del tiempo para cumplirlas.

Y por fin haciendo el recuento de medio año y revisando la lista del 2008, me he dado cuenta de que no voy muy bien. Según el programa debería ir por lo menos en un 40 o 45% de objetivos cumplidos. Así que hay que quizá hay replantear algunos puntos, ajustar los calendarios y enfocar los esfuerzos que se encuentran dispersos en otras cosas. Y sobre todo no se debe perder de vista la meta.

Nota: Sobre la lista de deseos de este año, también voy del carajo..........

El bonito y tradicional Post de Fin de Año - 2018

¡Feliz Año Nuevo! A ver 2018, tengo hartos comentarios de cómo debías de haber sido, pero como dicen, el hubiera no existe y pues las co...