Suéltame!!!


Suéltame!!! Ya no me quiero casar!!! Quiero a mi mamáaa!!! Quiero contar mi experiencia en Expo Tu Boda 2009 (20/jun/09). Primeramente debo aclarar un par de cosas.

1. Ni siquiera tengo una novia con la cual casarme.
2. No estoy en contra del matrimonio de los demás


Por razones de negocios tuve que asistir a mi primera expo tu boda, acompañé a mis primas que están estableciendo un negocio relacionado con esta industria en el estado de Querétaro. Su empresa se llama Fidanzata y bueno pues aquí lo que pasó.

Primero el registro. La fila de gente era más larga que aquella que hice en 1989 cuando me quise subir a la montaña rusa "el boomerang" en Reino Aventura, osease muy, muy larga. Yo creo que un sociólogo puede pasar ratos muy divertidos en este tipo de eventos, porque claramente se podía ver que la actitud de "Ellas", era muy distinta a la de "Ellos". Desde la misma organización del evento hacen sentir al "novio" como:
"Este es un evento para NOVIAS, LAS MAMÁS DE LAS NOVIAS Y LAS AMIGAS DE LAS NOVIAS". Los novios, solo son... llamémosle, compañía y además, en el más estricto sentido de la palabra: MIRÓN. A ellas las hacen llenar una papeleta con sus datos para la rifa de un vestido de novia con valor de $10,000 y a las mamás de ellas también llenan una papeleta y les rifan alguna otra cosa, ya ellos no les rifan ni la despedida de soltero, es más ni papelito les dan.

En el recorrido del primer pasillo, me ofrecieron desde cambiarme la imagen, plancharme las cejas, depilación laser, fotografía para el evento, salones, jardines, accesorios y vestidos, hasta el paquete de luna de miel en las islas Fiji. No acaba de recorrer todo esto, cuando ya estaba arrepentidísimo de casarme, e insisto en que aún me falta la novia. De repente, me vi rodeado de mujeres en vestido blanco, con una expresión extraña en la mirada. Una mezcla entre ilusión y éxtasis, mezclada con la lujuria de la inocencia. Yo creo que para algunas el novio es simplemente un accesorio más de dicho evento. En cambio la mirada de "ellos" estaba perdida, distante, como de cerdo en matadero. En serio mientras "ellas" veían vestidos, tocados y zapatos, ellos se veían unos a otros como diciendo: "bueno, al menos no soy el único pendejo" otros mandando mensajes por celular, seguramente a la futura "aquellita". En fin, agradecí el no tener que casarme pronto, aunque ......

Entradas populares de este blog

Dear Natasha.

Día de Muertos, or why all this is about....

Una de buñuelos