En busca de la Nutrición perdida

Cuando la gente trabaja, pocos son los que realmente pueden comer en casa, otros tratan de llevar comida preparada al trabajo, pero cuando no se puede escoger ninguna de estas opciones, no tienes de otra más que comer donde se pueda, OH! Deliciosa Gastronomía Mexicana que tanto amo y que tanto daño le has hecho mi organismo ¿Por qué eres así conmigo??? La historia es la siguiente: Las oficinistas salieron a comer. Como cualquier día jueves, ellas esperaban consumir su sopita de verduras con arroz y su hígado encebollado especial. Pero no contaban con la maldición milenaria de los hígados hepáticos..... Quiénes: Las oficinistas
Lugar: Don Rodrigo (cocina económica de iztapalapa) día: Jueves 13 (nos cayo la maldición) hora: eran las 13:13 hrs cuando salió del interior de la jarra de agua un ente del mal !UNA CUCARACHAAAAA! Después de superar el asco y la repugnancia ante tal bicho de suciedad, me informaron de lo sucedido. Aprovechando tal oportunidad de cambio, decidí salir en busca de nuevos sabores, otros lugares aun más limpios. ...y así comenzó la travesía, en busca de un lugar donde sirvieran comida nutritiva y saludable. Camine hacia el Sur, donde a la siguente cuadra encontre toda suerte de garnachas y fritangas. Hice acopio de fuerza de voluntad y no me detuve. Seguí adelante donde las TorTas Gigantes Super8, donde las de pierna con chorizo no le piden nada a cualquiera de las de Chapultepec. Y aún así, seguí mi camino. Yo sabía que tenia que encontrar algo saludable y nutritivo en Iztapalapa. El camino al sur me llevo al Chanchito, Lugar de carnitas estilo michoacán donde cualquier día uno queda listo con 3 de nana y 2 de surtida. Pero hoy No. Yo tenía que encontrar ese lugar. Hasta que llegue a La playa honda. un nuevo lugar de tacos de pescado y mariscos que hay sobre Av. 5. el menú de los jueves es Caldito de Camaron ("muy cantinero") Arroz blanco, tostada de cocktail de camarón y pescadilla (taco frito de pescado) sonaba lo bastante nutritivo y saludable.

Oh error, sobre todo la cantidad de grasas saturadas de mis dos tacos de pescado (realmente pensé que eran tacos de pescado, a la plancha con su ensaladita de col, asi como en la foto del menú. pero no, noooo fue así. el taco de pescado, al menos su version, era un filete con gabardina frito y envuelto en una tortilla de harina y con una cucharada de mayonesa. puagh. No fue nada nutritivo ni mucho menos saludable, estoy seguro que el colesterol me subió 3 puntos.

Entradas populares de este blog

Dear Natasha.

Una de buñuelos

Día de Muertos, or why all this is about....