29 de diciembre de 2014

… pero tenemos salud, o el recuento del fatídico 2014.

Llegamos al final de este año, ¡albricias!. Tal vez el 2014 no sea recordado cómo el mejor año de esta era, por muchas razones, por ejemplo: crisis sociales; Ayotzinapa, desaparecidos, levantados, etcétera;  crisis económicas: que si el petróleo bajó, que se cayó la bolsa y el dólar anda por las nubes, que si las deudas; crisis familiares: los fallecidos del año, malos negocios; y por ultimo crisis personales: que si estás en el abismo, que si te rompieron el corazón (Tú sabes quién eres!!!) en fin. Por otro lado, creo que la clave de todo esto está en rescatar lo bueno, poco o mucho, que también sucedió en este año. Parece que es parte de la naturaleza humana esto de fijarse más en las cosas negativas de la vida, y como la verdad no quisiera terminar el año mal y de malas, voy a apelar a mi memoria para recordar las cosas buenas que sucedieron este 2014: En primer lugar las bodas, tuve dos este año; un par de buenas amigas se casaron con sus respectivos galanes y me divertí mucho en ambas fiestas. Fui a un santuario de Mariposa Monarca; me llevaron a Acapulco todo pagado (de gorrón pues); me reconcilié con alguien especial; comenzamos un programa de radio por Internet, del cual soy co-conductor: (Punto y Coma, todos los Lunes a las 8:00PM [hora del centro de México] en www.adrenalinaradio.com “Activando tus sentidos”); además, el América es Campeón; tampoco se acabó el mundo, ni hubo tres días de oscuridad, como decían las profecías; y por último y contra todos los pronósticos… (Tu sabes quién eres!!!) ¿Ven? Después de todo si pasaron muchas cosas buenas. Espero que la racha siga y no perder el entusiasmo ni la buena onda durante el siguiente año.

Los Propósitos.

A estas alturas (a horas para que terminemos como  se debe el 2014) ya la mayoría está más metida en la planeación de la cena y en determinar los propósitos del siguiente año en lugar de revisar los que no se cumplieron durante este, así que, veamos:

–¿Bajaron de peso?
–¿Dejaron de fumar?
–¿Liquidaron sus deudas?
–¿Hicieron ese viaje que tanto han postergado?

Espero que si, en verdad espero que si. Para aquellos que no lograron llegar a la meta, siempre pueden reciclar los propósitos. o hacer unos nuevos, o hacer los mismos pero de manera diferente, aquí unos consejos: http://dudangel.blogspot.com/2014/01/me-gusta-la-garnacha-si-es-light-mejor.html

Así que les presento mis propósitos “nuevos” del 2015:

–perder 8 kg en diciembre (bajar de peso)
–Evitar los productos de tabaco y desintoxicarme para el 1 de febrero. (dejar de fumar)
–Saldar la deuda de mi tarjeta de crédito para el 30 de noviembre (liquidar mis deudas)
–Volar a París, Francia en Diciembre de 2015 (Hacer un viaje postergado)

¿Ven como si se puede? ¡ojo! No estoy reciclando; estoy haciendo nuevos planteamientos de modo que estos objetivos sean concretos, medibles y realizables. No es nada del otro mundo, solo requiere determinación. ¿Lo lograré? Nos leemos en un año.

¡Mucha buena onda en el 2015!
    Les deseo con mucho cariño.
       Su amigo.

Dudangel.



24 de noviembre de 2014

El viajero del tiempo, o de como regrese a 1994.


"¡... el encuentro crearía una paradoja, que crearía una reacción en cadena, que podría reformar la continuidad de tiempo y espacio, y destruir así todo nuestro universo!".
Doc. Emmet Brown
Back to the Future II

Entonces, uno se pone a recordar el año 1994 con tanta intensidad que, de repente, te encuentras en la misma situación, solo que, con la diferencia que "esa" realidad se traslapa con "esta" realidad, la del 2014.  Resultado: Una paradoja que deforma el tiempo y espacio. Y no estoy jugando. Mi nombre es Eduardo Robles, y les voy a contar lo que pasó.

1994, El año del Rey León, del Mundial de Estados Unidos y de "El error" de diciembre. Por aquel entonces yo tenía 16 años, y estaba enamorado de la chica más linda de mi calle. Su nombre era Camila. "Cami" tenía 15 años y era muy linda, ¿ya les conté cuan linda era Cami?. Ella no estaba enamorada de mi por desgracia, sin embargo, éramos muy buenos amigos. Pasábamos mucho tiempo juntos; compartíamos desde el helado de chocolate, hasta el gusto extraño por las fotografías antiguas. Teníamos cientos, algunas de la revolución, de la primera guerra mundial, de la segunda, una del Titanic y otra de Copito de nieve cuando llegó al Zoo de Barcelona.

La amaba con locura, pasión y desenfreno, ¿hay otro modo de amar a los 16 años?. Deseaba con todo mi corazón que Cami sintiera por mi lo mismo que yo sentía por ella. Yo me esforcé por conquistarla, estuve presente en todos los eventos importantes de ese año, fui detallista, fui todo un caballerito. Escuché sus problemas sin interrumpirla, ponía atención a los detalles; con ella si recordaba todas las fechas importantes, (habilidad que perdí inmediatamente después). Era atento con su familia y ellos me aceptaban, creo que algo sabían porque se podía percibir cierta lástima en el trato que tenían hacia mi. Algo así como: "Pobrecito Lalito, tanto que quiere a nuestra Cami." Insisto, algo sabían. Yo tenía las cosas muy bien platicadas con Cami, ella sabía de estos sentimientos, y todas las veces que la plática se tornaba hacia hablar de estos, lo cual era bastante frecuente, todas las veces me decía que sólo me quería como amigo y que si eso no era suficiente para mi, entonces entendería si quería alejarme. ¿y abandonar mis intentos de conquista? ¡jamás! Nunca ha habido un Robles en la historia que se rinda. y mi padre me enseño que en esta vida "El que persevera alcanza". Y así como se desbordaban esos sentimientos, también se desbordaba la hormona, eso ustedes lo saben, y yo lo sé.

Un día decidí dejar la actitud pasiva que venía manejando, mi momento había llegado, la gallardía y el coraje de los conquistadores del mundo estaban conmigo. Un largo linaje de Robles galanes me precedía. Le iba a robar un beso a Cami. Muchas veces había rosado su seno "accidentalmente" y no me había hecho comentario alguno, ni siquiera una queja, lo cual tomé como señal de que podía ser más atrevido. Me aseguré de que todas las condiciones fueran propicias para mis intenciones. Comprobé una vez tras otra todos los elementos que debían verse envueltos para que se diera una situación romántica. Tarde fría de noviembre, película de muertos vivientes, tarjeta de "me encantas", flor, mixtape en el walkman, chocolates, y unos condones sabor plátano (debía estar preparado para TODO dije). No iba a dejar que mis nervios me traicionaran. Llegado el momento de despedirnos frente a su puerta, la abrace, tomé su cara entre mis manos, acaricie su mejilla, le dije: "te amo" y la besé. La besé de tal forma que lo único que pensaba era que sintiera todo mi amor en ese beso, el primero. Totalmente sorprendida, me dijo adiós y entro en su casa. Yo les puedo jurar que no tocaba el suelo cuando comencé a caminar.

Después no supe de ella, se negaba a verme, a recibir mis llamadas. Por tres largos días no escuche su dulce voz. Mi única opción era presentarme fuera de su casa para pedir una explicación y... esperar. Sentí que la barba me iba a terminar de crecer de tanto esperar sentado en la banqueta frente a su casa. Pasó una hora, pasaron dos y tres más, ¿Qué había fallado? Me había devuelto el beso ¿no? La puerta se abrió y salió uno de sus hermanos. Me hizo una seña con la mano a modo de saludo y se fue sonriendo, "Claro. ¡Búrlate cabrón! yo aquí con el corazón en la mano y tu vas tranquilamente por unas pinches papas." Regreso con su bolsa papas fritas y entró en la casa. No había señales de que Camila fuera a salir. Después de varias horas asumí que no saldría. Encendí el primer cigarro de ese año, (solo tenía 16) en una intensión completamente autodestructiva y me dirigí a casa.

Veinte años después.

Este fin semana, en el club, estábamos hablando de recuerdos; alguien pregunto: "¿cuál ha sido el mejor año de sus vidas?". "¡Fue 1994!" contesté primero, sin pensarlo. Yo mismo me sorprendí. Muchas cosas buenas pasaron en ese año, me subí por primera vez a un avión, probé la comida para astronautas y estaba en primero de preparatoria, pero estoy seguro de que el mejor año de mi vida fue cuando conocí a Mónica, mi esposa. Estuve repasando desde entonces todos los acontecimientos importantes de ese año. Trate, durante cinco días, de forzar mi memoria, de presionar ese banco de recuerdos, me acordé mucho de Camila, nada en particular, solo risas, confidencias, niñerías. Ayer encendí el televisor, tenían cierta película de muertos vivientes e inmediatamente me vino el golpe del recuerdo. Hace veinte años que no la veía y la recordaba segundo a segundo. A mi memoria llegaron, primero de sopetón e inmediatamente después en un lento despliegue de recuerdos, todos los detalles de aquella fría tarde de noviembre en que perdí a mi primer amor. Antes de que pudiera recuperar la cordura, noté que un par de lagrimas me provocaban una vista borrosa.
– ¿Estás bien cariño?
La voz de Mónica me hizo reaccionar.
– Claro amor, tanto tiempo frente a la computadora y todavía vengo a ver tele. Mis ojos piden paz.
– Entonces apágala y platiquemos.
Apagué la televisión, al fin esa película ya la había visto... hace veinte años.
– Tengo que platicarte de algo que pasó en el trabajo, no había tenido tiempo de contarte sobre esto porque... por lo que sea, pero una chica nueva entro a trabajar al colegio hace unas tres semanas y adivina a quien asignaron para mostrarle como son las cosas en la escuela. Si a mi. Es muy buena onda ¿sabes? tiene como tu edad, y es muy guapa, creo que hasta podría gustarte jejeje. La vas a conocer este viernes, es muy buena onda y no quiero ser grosera, le dije que con gusto aceptábamos su invitación.
– ¿Este viernes?
"¿Había sido viernes esa tarde de noviembre?" 
– Si, vamos con ella y su pareja a cenar, me quiere agradecer las atenciones que he tenido en la escuela.

Mónica tocó el timbre del departamento.
– Hola! Ustedes deben ser Mónica y Emilio
– Eduardo.
Dijo Mónica, al momento que entregaba la botella de vino chileno a la mujer, que no era tan guapa como me la había descrito. Yo apenas sonreí, no me gusta que me cambien el nombre.
– Yo soy Sandra, la pareja de ...
– Camila.
Completé su frase porque ahí estaba, detrás de Sandra, era ella ¡Dios mío, era ELLA!.

Moraleja: No evoques el pasado con demasiada intensidad porque puedes viajar a el de la forma más extraña que te puedas imaginar y lo peor de todo es que será real.


22 de noviembre de 2014

Una de Bodas o el porque la gente insiste en casarse...

Anai y Alfonso.
Dice la invitación:
"Después de una corta etapa de noviazgo de 3100 días, hemos pensado que deberíamos formalizar nuestra relación. ¡Por fin nos casamos!" 

El Piojo Y La Pulga by Pedro Infante on Grooveshark

La semana pasada, el día 16 de Noviembre, una de mis mejores amigas contrajo matrimonio con el que ha sido su pareja por cerca de ocho años. Ha sido un noviazgo largo, y no es el más largo que he visto de cerca, ese duró casi once años y mi amigo no quería casarse, al final, el que no quería divorciarse era él, en fin. Anai y Alfonso se conocieron en una mega peda en la Feria del Caballo en Texcoco. Según sé, ella lo cautivo y ella... pues estaba borracha, no encuentro otra explicación. Salieron, se conocieron, comenzaron una bonita (y larga) relación de pareja, que después de unos 3100 días termina exactamente donde, acompañados de familia, amigos y colados, se dieron el “Si”, frente al altar. 


Como en todas las bodas, siempre, siempre hay “detalles” que para la novia siempre son sinónimo de Apocalipsis, el fin de la vida como la conocemos, el fracaso rotundo de la fiesta. Tomemos, por ejemplo, este caso: días antes de la celebración, a la novia ya no le gustaba su vestido. El celular sonó a eso de las 7:25pm: 

– ¡Angel! Mi vestido está mal, ¡mira! te mando foto. ¡Estamos a semanas y ya no se puede hacer nada!
Después de mirar la foto de la prueba de vestido y los últimos ajustes, no logré encontrar la falla. Para mi era un vestido muy lindo en el cual mi amiga se veía hermosa.
– ¿Qué es lo que está mal?. Tuve que preguntar
– ¡Todo! no me gusta, ya no me gusta como me veo. (sollozos) Y lo peor es que ya lo pagué. Sufro, sufro mucho.
  
Aguanté la risa, de verdad. Si algo me gusta de las bodas son todas estas crisis pre-matrimoniales.

– Pero Ani ¡te ves preciosa! (a esto siguieron algunos comentarios técnicos sobre costura, caída de la tela, el añadido, etc.) Además, estoy seguro que a Poncho le va a encantar como te verás ese día, mira que ya decidió pasar toda la vida contigo, te prometo que le vas a parecer la mujer más linda del mundo. 
– ¡Pero es que ya no me gusta como me veoooooo! (berrinche) 
– ¡Oh que la.... ! 

Otro caso

– ¡Angel!, ¿Ya viste el tono de vestido que compraron Arte y Mari (las damas)? ¡NO ES EL TONO!!!  Las mato y luego me mato yo por no tener damas en mi boda. ¿pero para que les di la muestra del color si de todos modos iban a comprar lo que se les hinchara la gana? ASH!!! Además está bien lindo y mi vestido está equis, Todas se verán mejor que yo.
– Nadie se puede ver mejor que la novia en el día de su boda, esta prohibido, lo dice la Biblia.
– Pero Mari se ve muy linda, dile que no lo use, es tu responsabilidad.

Más risas contenidas. Oh! Dios me va a castigar por divertirme a costa del sufrimiento de las novias. El color verde del vestido de las damas Sí era el tono correcto, pero a través de alguna extraña magia, la novia convenció a sus damas de que no lo era, así que tuvieron que comprar otro vestido. 

– No hagas caso, ¡te verás espectacular!
– No, solo por eso me embriagaré. ¿Qué parte no entienden de que la protagonista soy yo? jajajajaja. ¿No ven que me estreso?

Una más, “El mensaje”:

– “Ani, fíjate que he estado muy ocupada, pero mi mamá me está ayudando con todo lo de tu evento, ya casi tenemos la mantelería, los centros de mesa y todo va a estar bien para ese día. Tu no te preocupes que todo va a salir bien. Yo me encargo”– Enviado por la coordinadora de bodas del salón de eventos 4 días antes de la boda.
– O sea ¿qué se cree esta? ¿Qué porque me manda un mensaje ya no me voy a estresar? además puso a su mamá, ¡a su mamá!, a arreglar los pendientes, ¿dónde quedó el profesionalismo?
– Anai, todo va a salir bien, además, te estas fijando en detalles que a nadie le importan, los centros de mesa sólo estorban y no puedes platicar con las personas que están a otro lado de la mesa. 
– Cómo se nota que nunca te has casado, ojalá la maldición gitana que te echaron haga efecto. La gente si se fija en los centros de mesa, hasta se los llevan a sus casas. 


Así llegamos al día de la Boda. 

La Novia
Domingo, medio día. Todo estaba listo para el gran evento. Alfonso, el Novio, nervioso, a la puerta de la iglesia, esperando a la que desde hace ocho años es dueña de sus pasiones, sentimientos y quincenas. Las Damas; Arte y Mari, con sendos vestidos nuevos, en un tono más parecido aún al de la muestra original entregada por la Novia. Yo, presente con una camisa aprobada por la novia solo un par de días antes. No podía arriesgarme a elegir un color equivocado. Así que lleve a la novia a que ella misma eligiera el tono, de esa forma yo me libraba de todas las culpas. Pasaron los 30 minutos de tolerancia que acostumbramos darle a cualquier persona que se mueva a través de esta caótica ciudad, y tal vez unos pocos más. Nomás para ponerle nervio a este asunto. Por fin llegó Ani. Hermosa, radiante, espectacular. Como cualquier novia que llega a su boda y sabe que el novio es EL novio. Se les nota en la mirada. 

Mirada de ¡si quiero!
Total que se casaron en una bonita ceremonia, hicieron sus votos con Dios como testigo, intercambiaron argollas como requiere el protocolo y de ahí a la boda por el civil. Lamento que ya no se pregunte si alguien se opone a la unión de las dos personas, no es que yo lo fuera a hacer, pero siempre esta padre que alguien se levante y pregunte: ¿Están seguros de lo que están haciendo? o que grite: Yo! Volteas y es una mujer con niño en brazos. Digo, sería divertido.

Así comienza este matrimonio, rodeados de la gente que los quiere, que desea que sean muy muy felices, por su bien, por su familia y por todos los que creemos en el amor. Ani y Poncho, les deseo lo mejor, y que exista el amor siempre en sus corazones. Los quiero.

Dudangel.


"Me caso de vivos verdes"

El chiste se cuenta solo

¡Felicidades!


Los Jurado Ávila

29 de mayo de 2014

El día que se murió John

Nunca me había puesto a reflexionar en el impacto que tuvo la muerte del presidente Kennedy en mi país, México. Al fin y al cabo, ¿a mi qué? no fue en mi época, es más, creo que ni mis apás se conocían para el 22 de noviembre de 1963. Mi padre, para esa fecha tendría 15 años, y madre sólo 11. No es que realmente me interese si se nos cayó la bolsa el día 23 de noviembre (viernes), o si López Mateos expresó "categóricamente" su desaprobación al violento acto que costó la vida de su homólogo norteamericano.

Estoy más interesado en el punto de vista del ciudadano común, el ciudadano "de a pie" que le dicen. No quiero meterme mucho con los datos históricos, por aquello de que mi memoria es mala y de que no tengo todos los pelos de la burra en la mano, pero para darnos una idea a los que aún no nacíamos por esos días, John F. Kennedy, fue el presidente número 35 de los Estados Unidos de America. El más joven y el más popular, aún entre sus detractores. Algunos de los pasajes históricos en los que le toco participar, e incluso impulsar, están: La 2ª Guerra Mundial (héroe de guerra con múltiples medallas, incluyendo el Purple Heart), la invasión de Bahía de Cochinos, la Crisis de los misiles nucleares en Cuba (Ver X-Men: First Class), la Carrera espacial, promoviendo el inicio del proyecto Apollo (carrera que iban ganando los rusos hasta entonces), la construcción del Muro de Berlín y el Movimiento de los derechos civiles de la comunidad Afro-americana en EUA.

¿Y México qué? ¡Ah! Pues eso de la relación bilateral también se le daba. De este lado, Adolfo López Mateos lo recibió en Los Pinos, se lo llevó de desfile y de ahí al Ballet Folclórico del INBA.


De acuerdo con los archivos de la "John F. Kennedy Presidencial Library And Museum" El Señor Presidente Kennedy, hizo un viaje de estado a la Ciudad de México del 29 de junio al 1 de julio de 1962. Todo como parte de la promoción de un plan de desarrollo en colaboración con los países de América latina llamado "Alianza para el progreso". Dado que por aquellos día no existía "Occupy Wall Street" ni movimientos anti-neoliberales, todo México le ovacionó emotivamente a lo largo de un desfile y de otros actos públicos. También asistió a misa en la basílica de Guadalupe, ya que profesaba la religión católica-romana. Según esta nota de El Excelsior: algunos rastros que quedaron en la ciudad de aquella visita son: ... la Unidad Habitacional Kennedy, en la colonia Jardín Balbuena; la escuela primaria “Estados Unidos”, en Francisco del Paso y Troncoso, y un hotel de paso con el nombre del ex presidente: Kennedy. 
Hotel que por alguna extraña razón... Bueno, no se los recomiendo.

Foto: Archivo Excélsior 
Ya sabemos que la gente, los mexicanos, lo querían. Si, ¡lo querían! Poco más de un año después de su visita a Mexicalpan de las Tunas. Un "asesino solitario" llamado Lee Harvey Oswald, acabo con su vida el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas.  

Me cuenta mi apá, (y es por él que estoy escribiendo todo este choro) que ese 22 de noviembre, como a medio día, estaban él y su pandilla jugando fútbol, algo verdaderamente extraño en este país. El juego llegó a su fin, se encaminaron hacia casa de uno de los amigos, y al llegar a dicho hogar, la mamá del amigo en cuestión, lloraba desconsolada en uno de los sillones de la sala, ¡en verdadero estado de shock! Sollozaba: ¡Se nos murió, lo mataron! Era tanta la desolación de la señora que todos los amiguitos de mi padre (entre 14 y 16 años) pensaron que se trataba del esposo de la señora.
¿Mi papá? ¿mamaíta, mataron a mi papito?- pregunto el amiguito de Luis Ángel. La señora no salía de su estado de shock, seguía llorando (no se si a moco tendido o no) que "se lo habían matado". El amiguito de mi apá también comenzó a llorar y otro de los niños que era primo hermano del primero también lloraba por su tío asesinado. Es en ese momento que llega a casa el supuesto finado preguntando:
– ¿ya supieron que mataron al presidente Kennedy...? ¿Por qué lloran?


16 de febrero de 2014

Piedra Herrada, Monarch butterfly Sanctuary

Some years ago I listened to a radio program that they said that citizen who did not know the famous "Tunnel of science" in the metro station La Raza in Mexico City, could not consider himself Mexican. Well, because I believed her. I could not call myself Mexican until you know the "Science Tunnel"

On this, I have three comments:
One sometimes radio broadcasters do not realize to what extent can influence the development of immature and young fans mind.
Dos. In 1997 I had an immature and developing mind.
Three. There are places in this country, which I consider as a Mexican, an obligation to have visited at least once in a lifetime. And no, the "Science Tunnel" at Metro la Raza is not one of them.

Ok, maybe it is not mandatory to know the whole country. Each one, according to their means and interests, could decide where to vacation or which places to visit. Even in this (bonita chilangolandia [Mexico city]) there are over 100 museums and other sites of interest and I doubt, I really doubt that exist someone who knows all. Besides, surely everyone knows someone who has traveled far, that has visited even other countries, and do not know where the bakery is their neighborhood. To these people I say: Go and know your country! is nice, really.

This is relevant because this weekend I had the opportunity to visit a shrine of Monarch Butterflies. One of the activities that, as a Mexican, was pending. In a little over an hour and a half from Mexico city, heading to Valle de Bravo in the State of Mexico, is the Sanctuary La Piedra Herrada. One of the three shrines that exist in the State of Mexico, The other two are: El Capulín, in Donato Guerra town, and the other is called La Mesa, near Pueblo Mágico, El Oro.

The entrance to Piedra Herrada could be confused with any other of the valleys in La Marquesa. There are a zip-line, crafts, games and horse rental, very useful to climb the shrine. The entry fee includes a guide that takes you to the place. From the entrance and to the place where butterflies sleep, the distance is about 3.5 km more or less. An easy walk for anyone of average fitness. The real problem is rising about 1,200 meters in some sections becomes quite annoying due to the steep terrain and muddy from the recent rains. At this point is where you think you should have paid $150 pesos which is the cost of rental horse. But being young, strong and healthy a little walk about 40 minutes took us almost an hour and a half to reach the top . During the climb, comments like "At  the first sight of a butterfly, we're going back " and "Next time we do rent horses" which conveniently went out of his way to promote his own half price  to take us to the top. BEST OFFER EVER! Offer we refuse because we were determined to prove that this "little hiking" was not a big deal.

As we climbed, the butterflies began to be seen. First one, then another, and then groups of 4 or 5 bugs flitted along the way. These first sightings we used as motivation to continue, for 25 minutes more, the path that led us to where millions of lepidopteran thronged the tops of the trees. The soft buzz of millions of butterflies, in a low tone, constant, lulling. is a kind of a show you can imagine this is. One of those things that put you in touch with nature and makes you reflect on how small changes can be made by man in these ecosystems, we can destroy thousands of years of evolution that has taken them to reach their current form. Miguel, our guide, told us that the number of butterflies that arrive each year from Canada, has decreased in the last two years due to the industrialization of the forests where the eggs are laid and hatched caterpillars. He said that those who live from tourism generated by the monarch butterflies, hope this situation is reversed soon or we'll be left without butterflies. "Here we do our work," said Miguel, "We try to raise awareness to those who comes to visit, we try to make them understand that if you do not take care of nature, we will lose any opportunity to enjoy this and other great sights, as gray whales in Baja California or the coral reef off Quintana Roo in the Mexican Caribbean . After all we are all connected and we are part of the same".









Says an old Chinese proverb: "The flapping of a single butterfly can change the world."

La increíblemente bella historia de un fagot y un clarinete.

Cuando uno viste de traje, hasta se ve uno bien. Le llamo: mi disfraz el decente, y me lo puse para asistir al concierto de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México en la sala Silvestre Revueltas, del centro cultural Ollin Yolitzli.


Me llegaron unas cortesías para la presentación del 15 de febrero, en el marco de la temporada 2014, y no pude hacer nada más que aprovechar la oportunidad de asistir a escuchar música de concierto. En la función de hoy, por aquello del "14 de febrero", se interpretaron temas alusivos a la historia de amor más famosa de todos los tiempos: Romeo y Julieta de William Shakespeare (me pregunto, ¿Por qué no es la de Adán y Eva?). Tan importante es para la literatura la historia de los amantes de Verona, que ha trascendido a otras ramas del arte como: pintura, escultura y, por supuesto, la música. Grandes compositores como Chaikovsky, Berlioz, Bellini y Prokofiev, entre otros, han dedicado algunas partituras a esta fantástica historia de amor imposible. El programa también incluye una bonita pieza de Richard Strauss escrita en 1947, un concierto para clarinete, fagot y orquesta. Dónde el fagot y el clarinete entablan un diálogo sutil al final del tercer movimiento. Cerrando así la idea de un concierto "para enamorados".

A continuación, el verso que viene en el programa del concierto:

"¿Qué hay en un nombre? Aquello que
llamamos una rosa.
Por otro nombre aún tendría el mismo
dulce aroma"

 ¿Por qué la historia de Julieta y su Romeo tiene tanto éxito? 
Dice Juan Arturo Brennan: 
Es fácil ver que lo narrado por Shakespeare es de una validez tal que ha lo largo de del tiempo ha trascendido fronteras, ideologías, idiomas y clases sociales...
Es una historia por todos conocida, con innumerables adaptaciones al cine, a la televisión y la radio, y para celebrar el 14 de febrero la OFCM nos deleita con este bonito programa.

"Con 35 años de actividades ininterrumpidas, la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México es considerada como una de las agrupaciones más importantes de nuestro país y de América Latina. Desde 1978, ha presentado más de tres mil conciertos en las principales salas del país y en diversos foros de Estados Unidos, Europa, Sudamérica y el lejano Oriente. A lo largo de su existencia, músicos y directores de talla nacional e internacional la han acompañado"


Visiten la página oficial de la OFCM aquí: http://www.cultura.df.gob.mx/filarmonica/

Y como quiero que disfruten como yo disfruté, les dejo otras interpretaciones del mismo repertorio.

El programa es el siguiente :

PYOTR ILICH CHAIKOVSKY
Obertura-Fantasía Romeo y Julieta (19’)




RICHARD GEORG STRAUSS
Dueto-Concertino para clarinete, fagot y orquesta (20´)
Allegro moderato
Andante
Rondó: Allegro ma non troppo
Duett-Concertino für Klarinette und Fagott AV 147, 1947: II. Andante by Richard Strauss on Grooveshark

INTERMEDIO

SERGÉI PROKOFIEV
Suite No. 1 del ballet Romeo y Julieta, Op. 64bis (27´)

Danza folklórica
Escena
Madrigal
Minueto
Máscaras
Romeo y Julieta
Muerte de Teobaldo
Balcony scene - Romeo's variation - Love dance by Prokofiev on Grooveshark



Temporada 2014-1


11 de febrero de 2014

Cariño, la cena está servida!

Ay gente que lo hace todo al revés. Afortunadamente no soy yo, de esos uno... uno de esos... en fin. Yo se que la cosa lleva un cierto orden para que funcione. Hablo de orden, de estructura, de procesos. Así, gracias a este orden, primero aprendemos a caminar y luego a correr. Aprendemos a hablar y luego a (medio) escribir. Y en toda esta transmisión de conocimientos, recuerdo que mi abuela le decía a mi hermana. "para que te cases, primero debes aprender a cocinar". Obviamente mi hermana, mujer del siglo XXI, encontró otros métodos para encontrar marido. Aunque si aprendió a cocinar y dos veces, pues resulta que el marido es ruso, pero esa es otra historia. Así como mi hermana aprendió a cocinar, yo también.

Pero esta receta no es mía, es de un amigo al que su abuela, le dijo: tienes que aprender a cocinar porque el día en que te divorcies no tendrás quién te alimente. Que linda su abuela. Así, desde los 10 años, este amigo estuvo metido en la cocina de su abuela, so pretexto de que debía valerse por si mismo, aunque la realidad, descubrimos años después, era porque su abuela quería que alguien le ayudara en la cocina a preparar comida para sus doce hijos y veintitantos nietos.

Y así llegamos a la historia de esta receta. Este amigo se quiere casar y como todo lo entiende al revés, aplica "al revés" aquella máxima de la cultura popular mexicana. "Al hombre, se le conquista por el estómago". Preparó una cena para su novia, que incluía: entrada, sopa, plato fuerte y postre. Cuatro tiempos como en cualquier cena decente de hoy en día. El éxito de la noche, según se encargó la novia de presumirme todo el día siguiente, fue el plato fuerte. Salmón glaseado y con pimiento morrón.

Ingredientes:

600 gr de filetes de salmón con piel. (tres piezas de  200 gr.)
300ml de vino blanco alemán (Riesling) (se chingó una de mis botellas)
Pimienta blanca
Sal de mar (también se chingó mi fleur de sel del mediterráneo)
Aceite de oliva
Perejil fresco en chiffonade
Romero fresco en también en chiffonade
1 pimiento morrón cortado en batonnet
1 cucharada de miel de abeja
1 cucharada de salsa de soya.
1/2 limón, el puro jugo.

Si esta cosa tiene algún ingrediente secreto, pues no me lo dijo, porque es secreto (duh!) pero aún así el sabor es riquísimo.

Un día anterior en un recipiente de cristal, ponen a marinar su pescado con el vino blanco, el romero (una media cucharadita) el perejil (también media cucharadita), el jugo de limón, sal y pimienta.

Se calienta una de esas sartenes con antiadherente, por aquello de que no se nos pegue el salmón. Por otro lado, en un recipiente pequeño se mezcla la miel con la soya y se baña el pescado abundantemente. Una vez que el sartén esta muy caliente, se ponen 2 chorritos generosos de aceite de oliva. Se agrega el pimiento morrón a que se sofría y al mismo tiempo se pone el pescado con el lado de la piel hacia abajo. Se deja cocinar por 3 minutos, la piel debe quedar crujiente. Se sigue bañando el pescado y los morrones con la mezcla restante de miel y soya. Se le da vuelta al pescado por el lado que no tiene piel y se deja cocinar por otros 2 minutos. Se retira del fuego y se emplata junto a los morrones. El truco es el siguiente: desglasear el sartén con otro chorrito de vino blanco. ¿Qué quiero decir?. En el sartén aún hay jugos y grasa del pescado que se queda "pegada". Vamos a recuperar esto al diluirlo con un poco de vino blanco que, al evaporar el alcohol y reducir, quedará una especie de salsita espesa. Es con esta salsa que vamos a cubrir el pescado en el plato.




La verdad ya no les presento como quedó el plato, porque esto olía tan rico, que me olvide de seguir tomando las fotos y me lo comí inmediatamente. Muy recomendable para esas cenas románticas que se vienen esta semana. Esto es muy dulce, así que mi recomendación es acompañarlo de un vino blanco o un rosado no tan dulce, mejor algo tirándole a seco. Veámonos clásicos y si pueden conseguir un Chardonnay.



29 de enero de 2014

Una de buñuelos

Cuenta la leyenda que en una fría de mañana de invierno... Ah! ¿qué dijeron?, este va a contar un cuento. Pues no!, hoy toca que les comparta una de esas recetas clásicas de mi abuelita.
Buñuelos de Molde, Es muy muy muy importante contar con un molde de estos porque si no pura mugre que les va a salir y las figuritas no quedan.


Ingredientes:

1taza de harina de trigo (Cernida 3 veces. Cernida quiere decir que la pasen por un colador 3 veces para que se vea bonita la harina)
1 Cucharadita De Sal
1 Cucharada de Polvo Para Hornear (Royal funciona bien)

Por otro lado

4 Huevos
Un vaso chico de Leche entre 250 y 300 ml
30 Gr. de Azúcar de la normal de caña
50 Gr. de Mantequilla pura de vaca, nada de margarina ni otros productos de grasa vegetal.
Un chorrito de Vainilla

Aceite para Freír
Azúcar con canela: un chorro, digo, la necesaria.

Procedimiento:

Pasar por un colador la harina junto con el polvo para hornear y la sal. (cernir)
Batir los 4 huevos, se puede usar batidora, licuadora de sumersión o su manita, como en este caso.
Poco a poco se van agregando los otros ingredientes, el azúcar, la mantequilla, la vainilla, y la leche
Se bate bien. Después se le va agregando la mezcla de harina, sal y polvo para hornear de a cucharada, batiendo y deshaciendo los grumos que se puedan formar entre una cucharada y otra. No echar toda la harina de un tirón.

La mezcla debe quedar lo suficientemente liquida, (debe hacer hilo). Una vez lograda la consistencia deseada, se deja reposar al rededor de unos 20 min.

Mientras, por otro lado en una cacerola de cobre. (o cualquier cacerola está bien) se pone a calentar suficiente aceite para freír (500ml está bien). Se pone a calentar el molde dentro del aceite, si el molde no esta caliente, el buñuelo no se despega y se quema. (de todos modos se me pegaron a mi). Se sumerge el molde para buñuelos en la mezcla hasta llegar poco más de la mitad del molde, sin llegar a cubrirlo completamente, ¿Recuerdan los bimbuñuelos como son como huecos por debajo? es por esta razón. si cubren todo el molde, el buñuelo se sella y no se despegará del molde. Ya que su molde tiene la mezcla, páselo al aceite caliente y hagan un movimiento de subir y bajar del molde hasta que se despegue el buñuelo más rápido. Si no despega pero si aflojó, ayúdenle con unas pinzas o un tenedor. Si ni siquiera aflojo, algo está mal y habrá que limpiar el molde e intentarlo de nuevo. ya que hayan logrado que se despegue, hay que dorarlo por ambos lados.

En otro plato, mezclar azucar y canela para revolcar los buñuelos una vez dorados.

El verdadero punto punto esta en la practica y en conocer su material. Hay moldes de lamina que requieren calentarse menos que un molde de hierro. Si cocinan en cacerola de barro el aceite tardará más en calentarse que en una cacerola de cobre. Si la mezcla esta muy espesa no se "subirá" a su molde, si esta muy aguada se quemará con facilidad.

Tienen que practicar para encontrar el balance ideal entre estos puntos y comenzar a hacer sus buñuelos. Los primeros 5 o 6 buñuelos quedarán feos  y quemados pero una vez que le agarren la onda, tendrán torres y torres de deliciosos buñuelos de viento

Gracias abuelita por tu receta.


27 de enero de 2014

Recomiéndame un libro

Hace un par de semanas una amiga me escribió para pedirme que le recomendara un libro. Yo le preguntaba qué le gustaba leer y me respondió que no sabía exactamente que quería. Rápidamente hice una lista de unos 7 u 8 libros de varios géneros para que pudiera elegir. En esa lista había thrillers, fantasía, ficción, aventuras, best-sellers y clásicos.


Lo cual, me trajo el recuerdo de que hace algún tiempo escuche la expresión "Visitar los clásicos" y la hice propia. Fue entonces que comencé a leer a amigos como Dostoyevsky, Verne, Melville, Doyle, Twain, Dickens, entre otros. La lista de literatura clásica es larga y, digamos, complicada. Hay asignaturas en las casi todas las universidades del mundo para estudiar esto; pero me preguntaba yo: ¿Que es un clásico?, ¿Por qué leemos o deberíamos leer libros y/o autores clásicos? y sobre todo ¿Qué es lo que hace a un libro clásico?

En primer lugar deberíamos definir que es un clásico. En el sentido estricto del concepto establecido por los estudiosos de la lengua (en la parte occidental del mundo), un clásico se refiere a un objeto y obra que proviene de la época clásica del arte y el conocimiento, es decir, de cuando vivían los griegos y romanos. Dejaremos al Oriente en paz por este momento. Pero para los ciudadanos de a pie, como nosotros, (creo) un clásico se puede definir como una obra que es, en primer lugar, del agrado de los lectores, que es tan buena que supera el paso del tiempo, se gana un lugar en los anales de la historia, de algún modo su temática continúa vigente y son trabajos de gran mérito artístico.

Ahora que ya saben mi definición de clásico, me gustaría complementarla con el famoso ensayo "Por qué leer a los clásicosque escribió  Italo Calvino, escritor italiano (1923-1985), y que fue publicado después de su muerte. En este ensayo, el autor incorpora al propio lector dentro de la definición de clásico. Dice que una persona puede elegir sus propios clásicos con base en la propia experiencia de lectura. Un libro se puede leer de una manera en la juventud y se puede re-descubrir nuevamente en la etapa madura, entendiendo que la experiencia propia (que no se posee cuando se es joven) le brinda al lector un nuevo contexto completamente distinto. A estas alturas sabemos que el libro ya es del agrado del lector, y éste puede volver a leerlo (releerlo) en la vejez encontrando cosas de las que no se había percatado en sus primeras visitas a su libro favorito, haciendo de la obra un clásico propio Es decir que el libro sigue siendo el mismo, pero las circunstancias de lectura no lo son, y eso le da toda una nueva experiencia al lector. El ensayo continúa a niveles un poco más elevados e integra puntos de vista sobre la sociedad, la identificación del lector con el autor, la crítica, etcétera.

Otra definición que quisiera incorporar proviene de la maestra Fannie M. Clark. En realidad la definición proviene de sus alumnos de 8º grado; el equivalente a 2do o 3ro de secundaria, con chicos entre 13 y 15 años. "Clásicos son los libros que obtienes de tus padres, y que guardas para poder pasarlos a tus propios hijos."

En otras palabras: Cada quién hace sus clásicos. 

Haciendo uso de la famosa frase chilanga: "En gustos se rompen géneros, y en opiniones hocicos" puedo asegurarles que estoy de acuerdo con esta idea. A mi me puede gustar mucho un libro que, a la mejor, no es el más popular, pero que he leído y releído varias veces. O por el contrario, el libro puede ser un bestseller, ser muy popular en ventas y demás, y no ser de mi agrado.

De este modo puedo recomendar sin temor a equivocarme, obras como: "Historia de dos ciudades" de Charles Dickens, "Las aventuras de Sherlock Holmes" de Sir Arthur Conan Doyle,  o los "Cuentos de los hermanos Grimm" de Jacob & Wilhelm Grimm; que son obras que en nuestra cultura se consideran clásicas, y que en lo particular disfruté mucho y que estoy seguro que releeré en algún momento de mi vida.  Conjuntando ambas ideas, que los clásicos son libros que destacan en su contenido, aportación, conocimiento y cultura humana; y al mismo tiempo son libros que nos agradan mucho. Entonces, cada quién podría elaborar su propia lista de libros favoritos, mezcla de clásicos y "nuevos clásicos".

Para concluir les dejo dos frases.
Italo Calvino: "... siempre hay un numero enorme de obras fundamentales que uno no ha leído."
Frank Zappa: "So many books, so little time."

Links: Ensayo completo "Por qué leer a los clásicos" Traducción al español.
https://www5.uva.es/guia_docente/uploads/2013/528/46754/1/Documento4.pdf



Clásicos vs. Nuevos Clásicos
Caperucita Roja (Izquierda: Grabado de Gustave Doré. Derecha: Ilustración de J.  Scott Campbell) 

19 de enero de 2014

y seguiremos pidiendo Negritos...


Otra vez llegué tarde a la discusión. El pasado noviembre, La empresa Bimbo, fabricante del conocido y tradicional "Negrito" Bimbo® lanzó una campaña en redes sociales para cambiar el nombre de este famoso pastelito (Pan de Media noche relleno y cubierto de chocolate). Con la premisa "Los nombres cortos tienen más onda" la empresa invitó a los consumidores a votar entre 5 nombres: Rulo, Choko, Funky, Afro y Nito. Así los consumidores eligieron Nito como nuevo nombre del producto. Según me he enterado en mis investigaciones, Bimbo no hizo ninguna declaración oficial de las razones del cambio de nombre. Mi intuición y mi obsesión con las teorías de conspiración me hacen pensar que el presidente Obama solicito este cambio a la empresa. Nada de esto está confirmado, repito, nada de esto está confirmado.

Haciendo una retrospección sobre el personaje de la marca, he llegado a la siguiente conclusión: al inicio (1983) el personaje era claramente un niño africano, vamos un auténtico negrito, y chance, hasta caníbal, por aquello del tocado de hueso. Éste fue evolucionando con los años, así como el "Gansito" Marinela®, hasta llegar a este niño de piel clara, vestido de skato y peinado afro (No he podido determinar si es una peluca o al niño le hicieron base). Concluyo, se trata de un cambio claramente racista. Creo que en México no existe la discriminación racial contra los afro-americanos (afro-mexicanos?) desgraciadamente, si la tenemos entre nosotros mismos y contra los indígenas mexicanos. pero eso es otro tema, del cual hablaré cuando le cambien el nombre a la Cerveza Indio. Retomando, creo, y repito que es sólo mi opinión, que la empresa realizó este cambio por ser "políticamente correctos" con los mercados a los que llega este producto.

Me pregunto, ¿En realidad la comunidad Afro-americana en México levanto una queja en CONAPRED* contra el nombre de un inocente pastelito? En las familias de México y aún más entre los grupos de amigos, siempre hay un miembro al que se le llama "El Negro" o "La Negra"; y aunque en algunos casos, lo menos, este apodo si lleva una connotación ofensiva, en la gran mayoría de las veces que se utiliza es forma fraternal y con cierto cariño. Creo que esto es por la idiosincracia del mexicano, que se burla de todo, pero en buena onda. Para mí este cambio de nombre atenta contra esta buena onda de la que les hablo. Al concientizar al consumidor de que el nombre Negrito es negativo, se hace al mismo tiempo la declaración de que ser afro-americano es malo y por eso hay que cambiarle el nombre a un producto. Recordemos el caso de los timbres postales que emitió Correos de México con la figura de Memín Pinguín y la lluvia de reclamaciones de EUA por discriminación. ¿A quién en México se le habría ocurrido que esto despertaría tal inconformidad?. Por otro lado ¿Acaso ya no se venden en México los discos de Cri-cri con las canciones del Negrito Sandía, La Negrita Cucurumbé y el Negrito Bailarín?

Desde mi punto de vista como mercadólogo, el cambio de nombre de un producto con un posicionamiento tan amplio, tal que, los mismos consumidores rechazan el cambio, es un movimiento que obedece a razones ajenas al mercado.

Tal vez no pensaría esto si Bimbo® hubiese emitido algún tipo de comunicado a través de su departamento de Relaciones Públicas, pero diversos medios han tratado de acercarse a la empresa por los caminos adecuados y no han encontrado más que silencio. De igual forma la CONAPRED no ha respondido a las preguntas de si ha habido alguna queja formal en contra del nombre del pastelito.

Aún así, y por algunos años más, el posicionamiento nos hará seguir pidiendo "Negritos" en la tienda de la esquina.

Negrito Bailarín (Remasterizado) by Cri Cri on Grooveshark

http://www.bimbo.com.mx/productos/nito
https://www.facebook.com/BimboNegrito?fref=ts
* Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación

7 de enero de 2014

Me gusta la garnacha, si es light mejor.

Entre tanta comedera uno tiene que hacer esfuerzos sobrehumanos para seguir con el regimen. Haber sobrevivido a las posadas, navidad, año nuevo, rosca de reyes y sus respectivos recalentados con solo haber ganado 1.8kg es un resultado digno del reconocimiento de cualquier nutriólogo de esta ciudad.

Y entonces, después de toda la tragadera vienen los propósitos de año nuevo inherentes a la perdida de peso, la rehabilitación de la condición física y la obsesión de conseguir/mantener un cuerpo de portada de Men's Health. (o Women's Health según corresponda o se prefiera). Así llegamos al cliché de mencionar que en esta primera semana del año los propósitos de bajar de peso son muy populares y los gimnasios están llenos de voluntades, al fin quebradizas, que al llegar al mes de marzo se habrán dado por vencidas y habrán retomado los hábitos de la garnacha. No los culpo, tampoco los juzgo. Me solidarizo con ellos y comparto con esas personas la delicia del huarache con costilla, la gordita de chicharrón y el tlacoyo de requesón. Pero ¿Por qué la mayoría de ocasiones en que nos proponemos una meta de este tipo fracasamos? Bueno en realidad la respuesta se llama voluntad.

Heidi Grant Halvorson tiene un librito en el que explica al lector que la voluntad no es esa fuerza misteriosa que permite a la gente exitosa alcanzar sus metas. En Succeed: How we can reach our goals, Heidi, quien es una investigadora del éxito, nos explica que la voluntad se define mejor como autocontrol y es como un músculo que requiere ser ejercitado. Así como hay atletas especializados para pruebas de fondo, de velocidad, de deportes de conjunto, de la misma manera tenemos distintas características, habilidades y factores personales que determinan la forma en que alcanzamos nuestras metas. Por esta razón es muy importante identificar nuestras propias habilidades de autocontrol. Esto nos permite definir la estrategia que tomaremos en cuenta para las acciones que deberemos llevar a cabo para alcanzar nuestras metas.

Uno de los muchos consejos que nos brinda la Dra. Grant, es que debemos tomar en cuenta distintos puntos de vista para establecer las metas; en función del ¿Qué? y en función del ¿Por qué?. Para elegir el punto de vista que más nos conviene debemos preguntarnos con cual nos sentimos más cómodos. supongamos que estamos pasando la aspiradora por toda la sala. ¿cuál es la meta?

  • Punto de vista ¿Qué? - Estamos levantando el polvo del piso 
  • Punto de vista ¿Por qué? - Estamos conservando una habitación limpia. 
La acción es la misma, las metas podrían definirse de la siguiente manera: 
  • Levantar toda la basura y polvo del piso de la sala -> ¿Qué?
  • Tener una casa limpia -> ¿Por qué?
Podemos adaptar nuestra forma de plantear metas de acuerdo a que tan complicada nos parece la meta.


El punto de vista ¿Qué? nos ayuda a descomponer una meta especialmente difícil, en una secuencia de pasos que al completarlos se alcanzaría la meta automáticamente.

El punto de vista ¿Por qué? nos ayuda a ver con una mayor perspectiva una meta complicada. Apela a la motivación personal del por qué se quiere alcanzar dicha meta. Lo ideal para alcanzar esta meta es analizar los pros y los contras de alcanzar la meta.

Así podemos establecer la meta de bajar de peso de las siguientes formas:

  • Punto de vista ¿Qué? - ¿Que debo hacer?
    • Comer más verduras
    • Hacer  ejercicio
    • Monitorear el peso
  • Punto de vista ¿Por qué? - ¿Por qué quiero hacerlo?
    • Tener una mejor alimentación
    • Procurar una vida más saludable
    • Disminuir los riesgos de enfermedades. 
Como se puede apreciar, la meta es perder de peso. El cómo atacamos el problema, determina si tenemos éxito o no en alcanzarla. Las probabilidades aumentan si tenemos el autocontrol para seguir motivados en lograr nuestro objetivo. 

Succeed: How we reach our goals.
Heidi Grant Harveson

Editorial Hudson Street Press (Penguin group)
1a Ed. 1973
ISBN: 9781594630736

5 de enero de 2014

1957


Puppy Love, 1957
1957, Puppy Love

Año: 1957.
Albert Camus ganaba el premio Nobel de literatura.
Akira Kurosawa nos regalaba su versión de Macbeth.
Jack Kerouac publicaba su libro "En el camino".
 El 1er submarino nuclear, USS Nautilus, igualaba las hazañas descritas por el Nautilus de Verne en 20,000 leguas de viaje submarino.
La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas lanzaba el Sputnik I, y meses después Laika se convertía en el primer perro en ir al espacio.
Pedro Infante falleció al estrellarse su avión

Y mientras todo esto sucedía, yo esperaba a mi chica a la vuelta de su escuela y obvio nada de esto nos interesaba. Lo nuestro era ir por una malteada de fresa al café, encender la rocola y bailar rock & roll al ritmo de Elvis. Nos encontrábamos a mitad del verano y todo estaba perfecto.

Patricia Márquez era la chica de mis sueños; muy inteligente, muy cariñosa y muy linda. Le gustaba casi lo mismo que a mi: El rock & roll, Elvis, Bill Halley, las malteadas, las fiestas, bailar, patinar y lo mejor de todo: Paty me quería como su galán.

Había conseguido que nos invitaran a una fiesta donde tocaría una banda nueva "Los Black Jeans"* en una casa de la colonia Condesa. Esta era una de las pocas bandas que tocaba Rock & Roll en México por esos días. No podía aguantarme las ganas de contarle a Paty lo que haríamos el sábado por la noche. Ustedes no lo saben pero este era el mejor regalo de cumpleaños que podía darle. Ese sábado 27 de Julio a las 9:00 de la noche pasé por ella a su casa en el nuevo Chevy azul y blanco convertible de mi papá. Era la primera vez que me lo prestaba y yo había prometido cuidarlo más que a mi propia vida.

Nos dirigimos hacia la dirección de la fiesta. Paty se veía hermosa. El largo cabello castaño le caía por la espalda en una cola de caballo,  la mirada de ojos color café con que me hechizaba a cada cita y los pequeños labios pintados con carmín, como ella llamaba a su lápiz labial, enmarcaban su tierno rostro. Iba vestida con su blusa de rayas azules y rojas que tanto me gustaba, haciendo juego con una falda ampona del mismo tono de azul. Toda ella era hermosa e irresistible. Realmente me costaba trabajo portarme como un caballero. Esto lo sabía ella, porque en ocasiones simplemente me era imposible ocultarlo. A veces creo que se esforzaba por ponerme en ese estado. Llegamos a la casona en la calle de Colima, obviamente se trataba de una fiesta familiar. Seguramente el cumpleaños de la hermana o prima de uno de los de la banda.

Por aquellos días la juventud en México era muy "fresa" es decir,  fuimos muy tranquilos, no hacíamos grandes desmanes, ni fuimos rebeldes sin causa, como en la película de James Dean. No, eso no se veía en México. A nosotros si nos gustaba ir a la UNAM. Por eso me extraño ver a un grupo de 5 tipos malencarados, aparentemente motociclistas, que claramente no estaban invitados a la fiesta, entrar y hacerse espacio a empujones. Llevábamos bailando varias horas y teníamos pila para varias horas más. Yo bailaba con Paty al ritmo de El tigre, hacía los gestos del felino al darle vueltas por la pista. Y sí, obviamente, me sentía más fuerte que un león. Ni siquiera sabíamos si bailábamos bien, sólo nos divertíamos como nunca.

En uno de los giros felinescos, salí volando contra uno de estos gorilas enchamarrados de cuero negro y estoperoles. Intenté disculparme pero otro de los individuos ya había tomado a Paty por los brazos y la obligaba a darle un beso. Me tomaron por la espalda y me azotaron contra uno de los marcos de la puerta. Me gire medio atontado por el golpe para ver que estaba pasando. Tres de los gorilas estaban parados frente a mi. En menos de lo que pude darme cuenta, estaba empujando gente, cubriéndome de la cabeza de la lluvia de golpes. Solté una patada a la entrepierna de alguien y lo empujé contra otras personas sin darme cuenta si eran los gorilas o no. Me escabullí hacia dónde, según yo, había visto a Paty por ultima vez. La vi forcejeando contra el "motociclista No.2" y lo único que se me ocurrió fue, tomar una botella de una de las mesas y correr hacia él. En mi mente sucedió así:

Tome la botella, corrí hacia el tipo que intentaba pasarse de listo con mi chica, le reventé la botella en la frente. El vándalo caía hacia atrás, inconsciente, con la frente llena de sangre y brandy. En ese momento me giraba y pateaba nuevamente la misma entrepierna que pertenecía a otro de los motociclistas y que venía hacía mi con toda la intención de darme un puñetazo en la cara. El dolor causado era tanto que el tipo perdió la consciencia. Dos fuera, me quedaban tres. Me puse delante de Paty para que esos tipos no pudieran alcanzarla. Tome una silla y la arroje tan fuerte contra uno de ellos que no pudo reaccionar a tiempo para quitarse, lo golpeo en la boca del estómago. Fuera de combate. Los dos restantes me miraron, y algo vieron en mi, que los atemorizo y salieron corriendo del lugar...
Esto fue lo que en realidad pasó.
Tome la botella, corrí hacia el tipo que intentaba pasarse de listo con mi chica, intenté golpearlo en la cabeza con la botella pero el tipo detuvo el golpe, me quitó la botella de mano, y lo último que recuerdo fue que todo lo veía nublado por mi propia sangre, un fuerte dolor en la frente y un intenso aroma a brandy. 
Me despertaron con sales. Paty estaba arrodillada a mi lado colocando una bolsa de hielo sobre mi frente. Me explicaron que después de desmayarme alguien llamó a la policía y los tipos huyeron al escuchar las sirenas. "Al menos me porté como un valiente" pensaba mientras Paty acariciaba mi frente.

- ¡Ah, que tonto eres Mario! Pudieron haberte matado. - dijo Paty con cara  de desaprobación.

Era la hora de llevarla a casa. Le abrí la puerta del convertible, aún mareado. Ya era bastante tarde, pero aún así decidí tomar el camino largo solo para estar con ella unos minutos más. Pasaban de las 2:30 de la mañana y circulaba por Paseo de la  Reforma. Silencio, todas las respuestas las preguntas que le hacía a Paty me lo respondía con silencio. No sabía si estaba molesta conmigo por no haber sido lo suficientemente hábil para pelear o por no haber salido tras ellos al recuperar la consciencia. Me detuve frente al Ángel de la independencia. Paty se soltó a llorar.

-¿Qué te pasa? -
- ¿Cómo que qué me pasa? ¡Te pudieron haber matado Mario! No pensaste ni por un minuto que en pudiste dejarme sola en este mundo. ¡Pensé que te habían matado! ¡Por dos minutos me sentí la mujer más sola de este planeta y por tu culpa! No me dejes Mario. ¡No vuelvas a abandonarme así! Te amo tanto.

Puedo jurar que al momento de tomarla en mis brazos y besarla, el suelo se estremeció tanto que hasta el Ángel se cayó de su pedestal...

Ángel caído 1957

El bonito y tradicional Post de Fin de Año - 2018

¡Feliz Año Nuevo! A ver 2018, tengo hartos comentarios de cómo debías de haber sido, pero como dicen, el hubiera no existe y pues las co...