Una de buñuelos

Cuenta la leyenda que en una fría de mañana de invierno... Ah! ¿qué dijeron?, este va a contar un cuento. Pues no!, hoy toca que les comparta una de esas recetas clásicas de mi abuelita.
Buñuelos de Molde, Es muy muy muy importante contar con un molde de estos porque si no pura mugre que les va a salir y las figuritas no quedan.


Ingredientes:

1taza de harina de trigo (Cernida 3 veces. Cernida quiere decir que la pasen por un colador 3 veces para que se vea bonita la harina)
1 Cucharadita De Sal
1 Cucharada de Polvo Para Hornear (Royal funciona bien)

Por otro lado

4 Huevos
Un vaso chico de Leche entre 250 y 300 ml
30 Gr. de Azúcar de la normal de caña
50 Gr. de Mantequilla pura de vaca, nada de margarina ni otros productos de grasa vegetal.
Un chorrito de Vainilla

Aceite para Freír
Azúcar con canela: un chorro, digo, la necesaria.

Procedimiento:

Pasar por un colador la harina junto con el polvo para hornear y la sal. (cernir)
Batir los 4 huevos, se puede usar batidora, licuadora de sumersión o su manita, como en este caso.
Poco a poco se van agregando los otros ingredientes, el azúcar, la mantequilla, la vainilla, y la leche
Se bate bien. Después se le va agregando la mezcla de harina, sal y polvo para hornear de a cucharada, batiendo y deshaciendo los grumos que se puedan formar entre una cucharada y otra. No echar toda la harina de un tirón.

La mezcla debe quedar lo suficientemente liquida, (debe hacer hilo). Una vez lograda la consistencia deseada, se deja reposar al rededor de unos 20 min.

Mientras, por otro lado en una cacerola de cobre. (o cualquier cacerola está bien) se pone a calentar suficiente aceite para freír (500ml está bien). Se pone a calentar el molde dentro del aceite, si el molde no esta caliente, el buñuelo no se despega y se quema. (de todos modos se me pegaron a mi). Se sumerge el molde para buñuelos en la mezcla hasta llegar poco más de la mitad del molde, sin llegar a cubrirlo completamente, ¿Recuerdan los bimbuñuelos como son como huecos por debajo? es por esta razón. si cubren todo el molde, el buñuelo se sella y no se despegará del molde. Ya que su molde tiene la mezcla, páselo al aceite caliente y hagan un movimiento de subir y bajar del molde hasta que se despegue el buñuelo más rápido. Si no despega pero si aflojó, ayúdenle con unas pinzas o un tenedor. Si ni siquiera aflojo, algo está mal y habrá que limpiar el molde e intentarlo de nuevo. ya que hayan logrado que se despegue, hay que dorarlo por ambos lados.

En otro plato, mezclar azucar y canela para revolcar los buñuelos una vez dorados.

El verdadero punto punto esta en la practica y en conocer su material. Hay moldes de lamina que requieren calentarse menos que un molde de hierro. Si cocinan en cacerola de barro el aceite tardará más en calentarse que en una cacerola de cobre. Si la mezcla esta muy espesa no se "subirá" a su molde, si esta muy aguada se quemará con facilidad.

Tienen que practicar para encontrar el balance ideal entre estos puntos y comenzar a hacer sus buñuelos. Los primeros 5 o 6 buñuelos quedarán feos  y quemados pero una vez que le agarren la onda, tendrán torres y torres de deliciosos buñuelos de viento

Gracias abuelita por tu receta.


Entradas populares de este blog

Dear Natasha.

¡Son blancos!