… pero tenemos salud, o el recuento del fatídico 2014.

Llegamos al final de este año, ¡albricias!. Tal vez el 2014 no sea recordado cómo el mejor año de esta era, por muchas razones, por ejemplo: crisis sociales; Ayotzinapa, desaparecidos, levantados, etcétera;  crisis económicas: que si el petróleo bajó, que se cayó la bolsa y el dólar anda por las nubes, que si las deudas; crisis familiares: los fallecidos del año, malos negocios; y por ultimo crisis personales: que si estás en el abismo, que si te rompieron el corazón (Tú sabes quién eres!!!) en fin. Por otro lado, creo que la clave de todo esto está en rescatar lo bueno, poco o mucho, que también sucedió en este año. Parece que es parte de la naturaleza humana esto de fijarse más en las cosas negativas de la vida, y como la verdad no quisiera terminar el año mal y de malas, voy a apelar a mi memoria para recordar las cosas buenas que sucedieron este 2014: En primer lugar las bodas, tuve dos este año; un par de buenas amigas se casaron con sus respectivos galanes y me divertí mucho en ambas fiestas. Fui a un santuario de Mariposa Monarca; me llevaron a Acapulco todo pagado (de gorrón pues); me reconcilié con alguien especial; comenzamos un programa de radio por Internet, del cual soy co-conductor: (Punto y Coma, todos los Lunes a las 8:00PM [hora del centro de México] en www.adrenalinaradio.com “Activando tus sentidos”); además, el América es Campeón; tampoco se acabó el mundo, ni hubo tres días de oscuridad, como decían las profecías; y por último y contra todos los pronósticos… (Tu sabes quién eres!!!) ¿Ven? Después de todo si pasaron muchas cosas buenas. Espero que la racha siga y no perder el entusiasmo ni la buena onda durante el siguiente año.

Los Propósitos.

A estas alturas (a horas para que terminemos como  se debe el 2014) ya la mayoría está más metida en la planeación de la cena y en determinar los propósitos del siguiente año en lugar de revisar los que no se cumplieron durante este, así que, veamos:

–¿Bajaron de peso?
–¿Dejaron de fumar?
–¿Liquidaron sus deudas?
–¿Hicieron ese viaje que tanto han postergado?

Espero que si, en verdad espero que si. Para aquellos que no lograron llegar a la meta, siempre pueden reciclar los propósitos. o hacer unos nuevos, o hacer los mismos pero de manera diferente, aquí unos consejos: http://dudangel.blogspot.com/2014/01/me-gusta-la-garnacha-si-es-light-mejor.html

Así que les presento mis propósitos “nuevos” del 2015:

–perder 8 kg en diciembre (bajar de peso)
–Evitar los productos de tabaco y desintoxicarme para el 1 de febrero. (dejar de fumar)
–Saldar la deuda de mi tarjeta de crédito para el 30 de noviembre (liquidar mis deudas)
–Volar a París, Francia en Diciembre de 2015 (Hacer un viaje postergado)

¿Ven como si se puede? ¡ojo! No estoy reciclando; estoy haciendo nuevos planteamientos de modo que estos objetivos sean concretos, medibles y realizables. No es nada del otro mundo, solo requiere determinación. ¿Lo lograré? Nos leemos en un año.

¡Mucha buena onda en el 2015!
    Les deseo con mucho cariño.
       Su amigo.

Dudangel.



Entradas populares de este blog

Dear Natasha.

Una de buñuelos

Día de Muertos, or why all this is about....