24 de enero de 2008

As de Picas

No se trata de buscar a Wally, el As está debajo de la goma de borrar, en el porta-papelitos, junto al reloj que marca las 16:55 de no se que día de Enero de este año....

Estaba cambiando las pilas de la cámara y ajustando el balance de blancos y ZAZ!!! Resultado: Mi escritorio. No sé que tiene esta foto que entre más la veo más me gusta. Me puedo ver muy sonriente entre clips y post-its, entre la taza de café, mi desorden diario y por supuesto, el As de Picas. Así soy yo, semi-ordenado.

¡No soy ningún tramposo! Es más bien como un amuleto para la suerte, o como un recordatorio de que la vida es un juego y hay que saber jugarlo para ganar. O debe ser parte de un viejo juego de magia. La verdad es una muestra de una compañía que personaliza barajas para que tu empresa las regale como promocionales en Navidad a los clientes. Aunque el As llegó a ese lugar más o menos por Julio o Agosto...y desde entonces ahí vive. Recordándome que en los juegos de apuestas nunca gano.

Y de repente todo es negro.

La primera vez que esto me sucedió tendría como 12 o 13 años, según yo, más o menos allá por el año 1992. Había sufrido un accidente muy apa...