6 de enero de 2010

Compartir el Pan al estilo Mesopotámico

La verdad yo creo que se puede compartir el pan en cualquier estilo. En el libro Cuisine and Culture encontré una de las primeras "celebraciones" realizadas en familia en la antigua Mesopotamia. Se llama KISPU

El Kispu era una comida conmemorativa que se llevaba a cabo una vez al mes en el último día del Calendario lunar de Mesopotamia, en la oscuridad de la luna nueva. Se celebraba por todos los miembros de una familia, vivos y muertos. Se cree que la función del Kispu (palabra que significa "romper en piezas y distribuir ") era reforzar dos importantes creencias en Mesopotamia: que la familia siempre está con nosotros, incluso después de la muerte, y que sólo porque la gente está muerta, no significa que no tenga necesidad de comer. Simplemente no necesitan comer tanto. También reforzaba la idea de una familia que abarcaba toda la comunidad, porque el rey también celebraba Kispu. Honraba a sus antepasados y a los muertos su dinastía, a los gobernantes antes que él, y a todos aquellos que murieron luchando por su país. Incluso ellos creían que los dioses celebraron Kispu. Esta celebración es prueba de que el pan trasciende a través del tiempo.

Así que cuando nos toque celebrar y repartir el pan que ganamos entre los miembros de nuestra familia, recordemos también a 5000 años de generaciones que lo han hecho antes que nosotros y sigamos la bonita tradición milenaria del KISPU.... y si le agregamos queso y vino pues mejor :D

Y de repente todo es negro.

La primera vez que esto me sucedió tendría como 12 o 13 años, según yo, más o menos allá por el año 1992. Había sufrido un accidente muy apa...