28 de diciembre de 2018

El bonito y tradicional Post de Fin de Año - 2018

¡Feliz Año Nuevo!
A ver 2018, tengo hartos comentarios de cómo debías de haber sido, pero como dicen, el hubiera no existe y pues las cosas como son; entonces me los voy a reservar (los comentarios), solo quiero decirte que tu y tus hermanos, los años anteriores, cada vez me duran menos, ¿los comerciales de Julio Regalado del Soriana desde el mes de mayo? ¿y La Comer? ¿cómo que la navidad llegó a Walmart desde agosto? ¿Rosca de reyes desde noviembre? ¿Por qué ya nadie celebra el día de la Revolución? ¿De qué se trata año 2018? ¿Por qué te empeñaste en durar tan poco?

Hablemos de los propósitos que te hice cuando comenzaste; sentí que esta vez si lo íbamos a lograr 2018; teníamos un plan y todo. ¿Sabes? en parte es tu culpa por durar tan poco. El plan no salió como a todos nos hubiera gustado, y de ahí se fue todo eso de los propósitos al traste. Quiero aclararte también que algo a lo que realmente le tuve fe, eso de los calzones rojos el día de tu “nacimiento”, tampoco funcionó.  A ver con que novedades al respecto sale tu hermano nuevo. Estoy pensando seriamente en darle una oportunidad a los calzones amarillos…

En la lista de cosas que si logramos 2018, fue pagar la suscripción al gimnasio. Ahora solo falta levantarse temprano para ir a ponerse “buenote” (<- no son mis palabras). Conseguimos no subir de peso, que ya es algo.

La verdad no quisiera pelear contigo, en primera porque ya casi terminas, y en segunda porque, dentro de todo, seguramente te recordare como un buen año, algo corto, pero bueno. No quiero ser mal agradecido, trajiste viajes, nuevas amistades, libros (aunque todos me los compré yo), golosinas (te valió madre que soy diabético) y experiencias varias. Por todo esto: Gracias.

Queda esperar que e 2019 no se nos acabe tan rápido como tú, entiende que necesitamos más tiempo para realizar los nuevos proyectos (guiño, guiño) y cumplir esos propósitos del 2003 que aún están pendientes y que este año si vamos a cumplir.   En cuanto a los buenos deseos para todos, esos siempre están presentes.

Lo mejor está por venir.
Feliz Año Nuevo 2019!




Background image created by Freepik

Y de repente todo es negro.

La primera vez que esto me sucedió tendría como 12 o 13 años, según yo, más o menos allá por el año 1992. Había sufrido un accidente muy apa...